Cuidado de bosques urbanos requiere una cultura consciente de su potencial ecológico

CDMX 04 de agosto del 2020.-

El crecimiento y modernidad de las ciudades no significa menos bosques urbanos, sino que revela la necesidad de hacer un verdadero aprovechamiento sustentable de los árboles en las grandes metrópolis, para lo cual es indispensable cambiar la visión hacia una cultura y una política que generen conciencia sobre su verdadero potencial ecológico para generar bienestar y salud.

Jaime Ramírez Rivas, subdirector de Proyectos e Infraestructura Ambiental de la Coordinación General de Conservación Ecológica del Gobierno del Estado de México, aseguró lo anterior al participar en la serie de conferencias virtuales organizadas por Medio Ambiente en el marco de la Fiesta del Bosque.

En su ponencia Los bosques urbanos en el Estado de México, advirtió que esta necesidad es cada vez más apremiante, ya que en México el 62.1% de los 119.9 millones de habitantes vive en localidades de más de 15 mil habitantes, según datos recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo que revela el gran desplazamiento de la población rural  hacia las ciudades.

Sin embargo, señaló, prevalece la visión de que los árboles sólo generan oxígeno y madera, y no se considera, e incluso se desconoce, el resto de los servicios ambientales, como bienestar psicológico, mayor plusvalía de las zonas donde se ubican, captación de agua y control de escorrentías, además de ser actores clave para hacer frente al cambio climático.

Ramírez Rivas aseguró que esta condición genera desafíos ambientales y se suma a las condiciones recomendadas por la Organización Mundial de la Salud para garantizar una vida digna y saludable entre la gente citadina, como considerar que por persona se destinen 9 metros cuadrados de áreas verdes y los residentes vivan cerca de un espacio abierto y arbolado, a una distancia de no más de 15 minutos a pie.

En nuestro país, al no existir un marco regulatorio federal sobre el tema de bosques urbanos, entidades como Jalisco, Nuevo León, Quintana Roo, Sonora, San Luis Potosí, Veracruz, Yucatán, Ciudad de México, Oaxaca y el Estado de México se han esforzado por contar con leyes y normatividades de arbolado urbano y áreas verdes, y para propiciar un adecuado aprovechamiento de estos ecosistemas.

De esta manera, se ha buscado revertir los errores que algunos habitantes cometen como plantar especies que no son adecuadas al lugar.

El funcionario mexiquense reiteró la importancia de promover la capacitación y educación forestal urbana, tanto de la población como del personal de protección civil y servicios urbanos, con base en una política transversal que incentive la participación de los diferentes niveles de gobierno, la academia y las organizaciones civiles, con el objetivo de generar una nueva cultura que valore al bosque urbano como parte elemental de las ciudades modernas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: