Trump y Xi abren camino a entendimiento entre China y Estados Unidos

Trump y Xi abren camino a entendimiento entre China y Estados Unidos
Washington, 2 dic (PL) Los presidentes Donald Trump, de Estados Unidos, y Xi Jinping, de China, transitaron por el camino del entendimiento para evitar un mayor impacto de la guerra comercial que los enfrenta, destacan hoy medios locales.

 

Los temores a que se arreciara el conflicto y se estableciera ‘una cortina de hierro económica que divide las dos economías más grandes del mundo’, según comenta la agencia Bloomberg, tuvieron una respuesta durante una cena entre ambos gobernantes en Buenos Aires, Argentina, sede de la recién finalizada cumbre del G-20.

Trump y Xi Jinping anunciaron el sábado por la noche una pausa de 90 días sobre las nuevas acciones arancelarias, mientras los dos países intentan finalizar un acuerdo sobre propiedad intelectual, robo de tecnología y barreras comerciales no arancelarias, destaca el diario digital The Hil.

Un comunicado de la Casa Blanca señala que ambos dirigentes ‘acordaron comenzar de inmediato las negociaciones sobre cambios estructurales con respecto a la transferencia de tecnología forzada, la protección de la propiedad intelectual, las barreras no arancelarias, las intrusiones cibernéticas y los robos cibernéticos, los servicios y la agricultura’.

‘China acordará comprar una cantidad aún no acordada, pero muy importante, de productos agrícolas, energéticos, industriales y otros productos de los Estados Unidos para reducir el desequilibrio comercial entre nuestros dos países’, precisó la declaración.

Si los dos países no pueden llegar a un acuerdo dentro de los 90 días, plantea el texto, los aranceles existentes del 10 por ciento sobre el valor de 200 mil millones en bienes chinos se incrementarán al 25 por ciento.

Para Trump esto representaría un éxito, dado que sectores agrícolas del país, donde tiene el más sólido respaldo en su afán de reelegirse en 2020, están preocupados porque no pueden comercializar las grandes producciones, por ejemplo de soya, dadas las medidas de respuesta china a las restricciones comerciales impuestas por la Casa Blanca.

‘Esta fue una reunión asombrosa y productiva con posibilidades ilimitadas tanto para Estados Unidos como para China. Es un gran honor trabajar con el presidente Xi ‘, dijo Trump en un comunicado.

Llegar a este punto de encuentro se produce después de meses de acciones arancelarias de ambas administraciones, con Estados Unidos acusando a China de robo de propiedad intelectual a las compañías estadounidenses que operan en el país, así como a otras prácticas comerciales

Medios políticos y de sectores agrícolas esperan que este paso, el que califican de ‘positivo’ porque se lograron importantes consensos, permita a ambos países no imponer nuevos aranceles y establecer un diálogo para ejecutar una serie de propuestas constructivas encaminadas a resolver adecuadamente las diferencias y problemas existentes

La reunión de Trump y Xi, por otra parte, representó buena noticia para la comunidad internacional en momentos en que la cooperación y el entendimiento son herramientas insustituibles para eliminar las desigualdades en un mundo donde crece la pobreza, el endeudamiento de las grandes economías y el desempleo, manifiestan analistas.

Según The New York Times, el acuerdo hace ‘una pausa en lo que se estaba convirtiendo en una carrera precipitada hacia el conflicto económico. Esto tranquilizará a los nerviosos mercados financieros, así como a los agricultores estadounidenses, preocupados por las consecuencias de una prolongada batalla comercial’.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: