Relación de Trump con republicanos de EE.UU. en su nivel más bajo

Ciudad de México, 16 de enero de 2021.- Los nexos entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y los senadores republicanos están hoy en su punto más bajo porque los legisladores culpan al gobernante por la pérdida de la mayoría en esa instancia legislativa, señalan expertos.

 

En ese contexto, el juicio político en curso contra el mandatario pone a prueba el nivel de control que este tiene sobre sus correligionarios en la Cámara Alta, quienes además están furiosos porque Trump puso sus vidas en peligro con el ataque de la semana pasada al Capitolio por miles de sus seguidores, señala un comentario del diario The Hill.

Ahora esos republicanos tienen la oportunidad de votar para condenar al jefe de la Casa Blanca en un juicio político, si eligen hacerlo, y también podrían dar su consentimiento expreso para prohibirle de manera permanente ocupar un cargo público, agrega el texto.

‘Fue un matrimonio muy poco saludable durante mucho tiempo, y ahora sabemos que muchos republicanos están muy felices de estar divorciados’, dijo a The Hill Doug Heye, un estratega veterano del partido rojo y exasistente del liderazgo en el Congreso.

Todavía habrá cálculos políticos que hacer, pero esta ya no es una relación fracturada, es un divorcio, acotó Heye.

El comentario publicado en The Hill, firmado por Jordain Carney, asegura que ‘el estilo descarado de Trump exasperó repetidamente a los republicanos del Senado’, incluso cuando estos tuvieron cuidado de enfrentarlo directamente debido a su control sobre la base.

En esas condiciones trabajaron con él para nombrar jueces conservadores, recortar impuestos y hacer retroceder las regulaciones de la era del presidente Barack Obama (2009-2017), resalta el autor.

Pero esos lazos se están desgastando y es un gran cambio con respecto al juicio político del año pasado, cuando un republicano amistoso del Senado aseguró la absolución de Trump.

El líder de la mayoría en esa instancia legislativa, Mitch McConnell, dice en privado a sus confidentes que Trump cometió delitos procesables y una condena podría ayudar al partido a deshacerse del gobernante.

El 13 de enero la Cámara de Representantes aprobó una propuesta para iniciar un juicio político contra el mandatario, por incitar la incursión violenta contra el Capitolio.

La votación, con 232 a favor y 197 en contra, fue histórica: convirtió a Trump en el primer presidente en la historia del país en ser acusado dos veces, en esta ocasión con el apoyo de una decena de republicanos.

 

 

Tomado de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: