Programas Prospera y Comedores comunitarios desaparecieron porque no cumplir objetivos: Secretaria del Bienestar

CDMX a 23 de octubre de 2019 (Noticias México).- Durante su comparecencia ante el Pleno cameral, con motivo del análisis del Primer Informe de Gobierno del Ejecutivo federal, la funcionaria indicó que Prospera recibió 434 mil 274 millones de pesos, pero “tuvo escasos avances” en el combate a la pobreza.

Comentó que el número de personas en pobreza, al final del sexenio del expresidente Ernesto Zedillo Ponce de León, era de 48 millones, sin embargo, al término de la gestión del expresidente Enrique Peña Nieto aumentó a 53.4 millones.

En el caso de Comedores comunitarios, creados en el marco de la llamada Cruzada Nacional contra el Hambre, Albores González señaló que no cumplían con su objetivo de atender a la población con carencia de alimentos y/o con pobreza extrema alimentaria.

“De los 5 mil 474 comedores comunitarios que existían en 2018, la mayoría, más de 4 mil, estaban concentrados en cinco estados sin alto índice de carencia alimentaria y dejando a 27 estados prácticamente sin cobertura”, expuso.

“En 2016 la Auditoría Superior de la Federación señaló que el programa solo atendía el 8.2 por ciento de personas en condición de pobreza extrema alimentaria”, refirió.

La funcionaria agregó que los beneficiarios tenían que pagar una cuota de 10 pesos, lo cual cubría casi la totalidad del costo de los alimentos que era de 12.29 pesos por persona. “Entonces, eran 2.29 pesos lo que realmente se ejercía”.

Respecto a los recursos para el programa de pensiones para personas adultas mayores, aseguró que estarán garantizados para 2020 y serán del orden de 120 mil millones de pesos.

“Hasta el cuarto bimestre del 2019 tenemos a 8 millones 38 mil 228 personas adultas inscritas a este programa, lo que representa un 94 por ciento de la meta, y se han ejercido 91 mil 401 millones 300 mil 370 pesos”, comentó.

“De 2018 a 2019 se han incorporado 3.2 millones de adultos mayores, lo que representa un incremento del 64 por ciento. La meta es llegar a 8.5 millones de personas en 2024, de acuerdo a las estimaciones del Consejo Nacional de Población, con un incremento anual de tres por ciento del presupuesto para el programa garantizamos la cobertura”, añadió.

Explicó que los pagos son dispersados con ayuda del Banco de Bienestar, antes Bansefi, y se efectúan una vez que tienen registro de que la tarjeta ha sido entregada al beneficiario.

“En la Ciudad de México se están haciendo pagos retroactivos a los adultos mayores que ya estaban incorporados anteriormente a un padrón universal que fue trasladado a la Secretaría”, señaló.

“En caso de que los adultos mayores no hayan acudido a cobrar su pago en un periodo, se les reexpide y cobran dos bimestres en una sola exhibición”, abundó.
En cuanto a la actualización y depuración del padrón de beneficiarios por fallecimientos, dijo, hay dos estrategias: “Por un lado, se hacen confrontas de los datos del Registro Nacional de la Población cada dos meses y de institutos de registro civil de los estados cada mes, a través de notificaciones a las delegaciones estatales de programas de desarrollo.

“Por otro lado, contamos con las notificaciones de familiares, ya que solicitan los pagos de marcha o del último pago en el que tienen derecho por ser beneficiarios de este programa”, finalizó.

La secretaria compareció ayer martes ante el pleno de la cámara de diputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: