García Luna y la ruta del dinero para fianza de 2.2 mdd por temor a COVID-19

CDMX a 28 de marzo de 2020 (Noticias México).- El 25 de marzo pasado, los abogados de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, ofrecieron una fianza de 2.2 millones de dólares (mdd) para que su cliente salga de prisión por el temor a contagiarse de COVID-19 en la prisión en la que está recluido, que ya registró su primer caso.

En la petición se indica que García Luna “tiene un alto riesgo de muerte de contraer COVID-19”, pues tiene 51 años de edad y antecedentes de problemas respiratorios; además indica que el 21 de marzo un recluso del Centro de Detenciones Metropolitano dio positivo a coronavirus.

La solicitud presentada por el abogado del exfuncionario mexicano, César de Castro, fue dirigida al juez Brian Cogan, «para proteger su salud física en vista del saldo devastador que la pandemia de COVID-19 está teniendo en el mundo, y ciertamente tendrá en la comunidad de detenidos del Metropolitan Detention Center, donde se encuentra recluido”.

El Súper policía calderonista

Genaro García Luna inició su carrera a finales de 1980 en el extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) como investigador; de 1998 a 2000 fue coordinador general de inteligencia en la desaparecida Policía Federal Preventiva (PFP), donde llegó a ser coordinador general de Inteligencia.

En 2000 asumió la Dirección General de Planeación y Operación de la extinta Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de la que sería su titular, para luego asumir la Dirección de la extinta Secretaría de Seguridad Pública (SSP), de 2006 a 2012, en la administración del expresidente Felipe Calderón.

Sus empresas

En 2011, el exfuncionario creó Nunvav Inc., empresa dedicada a las soluciones tecnológicas, telecomunicaciones y software, a partir del programa de espionaje Nicetrack, que obtuvo en 2008 de la SSP; “un software adquirido por recursos públicos se utilizó para una empresa de naturaleza privada”, criticó en su momento el expresidente Peña Nieto.

Su influencia fue tal que, en 2013, logró un contrato de servicios con la Secretaría de Gobernación, encabezada entonces por Miguel Ángel Osorio Chong; según la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda, en ese año García Luna comenzó a beneficiarse de la triangulación de recursos.

Nunvav Inc. se constituyó en Panamá, pero su objeto social era tan amplio que fue difícil conocer la actividad real de la misma; a través de ella, el exfuncionario federal recibió pagos de la administración pública entre 2013 y 2018. Los recursos se enviaron a países como Israel, Letonia, China y Estados Unidos, entre otros, para después regresar al exsevidor público.

En 2013 recibió de la Tesorería de la Federación más de 55 miilones de pesos (mdp); entre 2017 y 2018, la Secretaría de Gobernación le pagó dos mil millones 623 mil pesos y 77 millones 400 mil pesos; el dinero se trianguló a otras firmas de las que Gerardo García era socio.

A saber de la UIF, entre 2013 y 2015, Nunvav Inc. envió recursos a varias empresas donde su dueño era accionista. Una de ellas Icit Holding, S.A, de C.V., que recibió 9.1 millones de pesos y 309 mil dólares. En 2018, la empresa constituida por García Luna mandó 6.5 millones de pesos a Icit Private Security México S.A. de C.V., otra de las compañías de las que era socio.

También envió 26 millones de pesos a Operadora Grupo Gas Mart S.A. de R.L. de C.V., ésta envío 4.2 millones de pesos en 2016 a Glac Security Consulting Technology Risk Management S.C., que recibió 31.3 millones de pesos de la Secretaría de Finanzas del gobierno de la Ciudad de México en 2017.

En enero de este año, la periodista Anabel Hernández reveló que en 2018, y en cuatro meses, García Luna compró seis propiedades con valor a 5.10 millones de dólares, equivalente a 96.10 millones de pesos, en el condado de Miami Dade, Estados Unidos.

Dio a conocer que sólo cuatro días después de que el narcotraficante Jesús Zambada García declaró que recibió al menos seis millones de dólares en sobornos por parte de su hermano, Ismael el “El Mayo” Zambada, el exfuncionario compró la sexta propiedad; Zambada García, declaró en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, que entre 2005 y 2006 estuvo presente cuando García Luna recibió millones de dólares en sobornos.

Según la escritora, las seis propiedades fueron adquiridas directamente por las empresas GL & Associates Consulting LLC (GLAC), creada por García Luna el 4 de diciembre de 2012.

Genaro García Luna fue detenido el 10 de diciembre pasado en Dallas, Texas, por tres delitos de conspiración para el tráfico de cocaína y uno de declaración falsa a las autoridades estadounidenses.

Es acusado por la Fiscalía de Nueva York de estar ligado al cártel de Sinaloa a través de la protección de sus integrantes por pagos de entre 3 y 5 millones de dólares enviados por Joaquín Guzmán Loera, alias «El Chapo».

En días pasados, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó que instruyó a identificar a todos los servidores públicos en activo que trabajaron con García Luna para revisar sus casos y determinar si continúan su labor o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: