PROFEPA RESCATA EJEMPLARES DE VIDA SILVESTRE EN NUEVO LEÓN

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en coordinación con diversas instituciones, rescató en la última semana a 6 ejemplares de vida silvestre en diversos municipios de Nuevo León.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en coordinación con diversas instituciones, rescató en la última semana a 6 ejemplares de vida silvestre en diversos municipios de Nuevo León.

Elementos de la Profepa realizaron los rescates de: un cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii), un tucán real (Ramphastos sulfuratus), un pelicano café (Pelecanus occidentalis), una lechuza de campanario (Tyto alba), una aguililla de Swainson (Buteo swainsoni) y una aguililla cola roja (Buteo jamaicensis).

El cocodrilo de pantano fue rescatado en coordinación con Protección Civil del Municipio de Cadereyta cuando se encontraba en una alberca abandonada de una quinta.  El ejemplar de 1.50 metros de longitud y 18 kilogramos de peso se encontraba en buenas condiciones físicas y sin marcaje aparente y fue trasladado al Parque Zoológico La Pastora, quedando bajo su resguardo y responsabilidad para proporcionarle un trato digno y respetuoso.

El tucán real fue localizado por personal de la Universidad Vasconcelos Calderón en el Municipio de Santa Catarina por personal de la misma institución.  Al llegar al lugar, los inspectores de Profepa se percataron que el ejemplar se encontraba en malas condiciones de salud por lo que fue trasladado a la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) Loroventura ubicada en el Parque Fundidora, en el Municipio de Monterrey.

El pelicano café fue encontrado en la vía pública por un ciudadano en el Municipio de San Nicolás de los Garza, quien lo llevo a una clínica particular, misma que dio aviso a la Profepa.  Al encontrarse en buenas condiciones físicas personal de esta dependencia lo trasladó al Río Santa Catarina en los límites de los municipios de Juárez y Cadereyta a fin de ser reincorporado a una parvada de pelicanos que actualmente se encuentran en tiempo de migración hacia zonas costeras.

La lechuza de campanario se localizó en el centro del Municipio de Guadalupe gracias a un reporte ciudadano. Al llegar al lugar, inspectores de la Profepa encontraron a la lechuza con un aparente daño físico, por lo que fue trasladada a la veterinaria de Protección Animal en el Municipio de San Nicolás de los Garza para su atención médica y recuperación a efecto de poderla reincorporar a su hábitat.

Tanto la aguililla de Swainson como la aguililla cola roja, fueron rescatadas en diferentes acciones, se encontraban heridas por lo que fueron trasladadas a la UMA El Diente para su resguardo temporal y atención médica con el objetivo de ser liberadas posteriormente en su hábitat. La aguililla de Swainson fue localizada en el Municipio de Apodaca, mientras que la aguililla cola roja fue reportada por personal de Desarrollo Sustentable del Municipio de Pesquería.

La Profepa reitera su compromiso de cuidar y preservar la vida silvestre en el estado de Nuevo León, así mismo agradece a las instituciones públicas y privadas su contribución para la conservación de la vida silvestre.

Además, exhorta a la ciudadanía a que, si observa algún animal de vida silvestre en zonas donde no es común encontrarlos, tome las precauciones de seguridad necesarias y notifique el hallazgo a esta Procuraduría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *