Ecosistemas naturales para la reducción de riesgos de desastres

CDMX 20 de enero del 2021.-Hoy en día las agendas de adaptación al cambio climático y reducción de riesgos de desastres se encuentran más vinculadas, aunque han tenido un desarrollo paralelo y con comunidades científicas diferenciadas a lo largo de su historia.

Los enfoques de reducción de riesgos de desastre y la adaptación al cambio climático tienen en común que se centran en la reducción de la exposición/vulnerabilidad y el aumento de la resiliencia de las poblaciones humanas a nivel local, con un enfoque territorial ante los posibles impactos adversos de los fenómenos climáticos extremos, a pesar de que los riesgos no pueden eliminarse completamente. La aplicación combinada de estos enfoques puede resultar más benéfica, si se considera el reto más amplio del desarrollo sostenible (IPCC, 2012).

El enfoque de reducción del riesgo de desastres tiene gran relevancia, pues está orientado a la prevención de nuevos riesgos de desastres, a la reducción de los riesgos existentes y a la gestión del riesgo residual, es decir acciones que se hacen antes, durante y después de un desastre, con la finalidad de contribuir a fortalecer la resiliencia y, por consiguiente, al logro del desarrollo sostenible (UNISDR, 2016).

Los ecosistemas contribuyen a reducir el riesgo de desastres de múltiples formas. Sistemas naturales como humedales, bosques y ecosistemas costeros pueden reducir la exposición física de las poblaciones ante eventos climáticos extremos —como las inundaciones, la erosión costera, las marejadas, los ciclones, los incendios forestales y las sequías— al servir como barreras naturales o amortiguadores que mitigan los impactos de estas amenazas1.

Los servicios que proveen los ecosistemas también contribuyen a aumentar la resiliencia de las comunidades, ayudando a la recuperación después de un desastre, a través de la provisión de alimentos, combustible y agua limpia durante las emergencias y desastres. La degradación de los ecosistemas incrementa la vulnerabilidad ante las amenazas que ocasionan los desastres, pero también las acciones que promuevan la protección y el restablecimiento de estos ecosistemas ayuda a reducir el riesgo de desastres.

A esta visión se le ha denominado reducción de riesgos basada en ecosistemas (Eco-RRD), que consiste en la gestión, conservación y restauración holística y sostenible de los ecosistemas para reducir el riesgo de desastres, con miras a lograr un desarrollo sostenible y resiliente2. Junto con otros enfoques, como la Adaptación basada en Ecosistemas, se le considera dentro del concepto paraguas de Soluciones basadas en la Naturaleza (SbN).

Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) resguardan ecosistemas de alto valor, que contribuyen a reducir la vulnerabilidad de la población y los ecosistemas ante el cambio climático y a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. Desde las ANP es posible crear nuevas pautas para mejorar la calidad de vida de la población urbana y rural, creando entornos más seguros, sostenibles y resilientes.

DESCARGA NUESTRAS INFOGRAFÍAS GESTIÓN DE RIESGOS EN ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS

Fuente:

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas. En prensa. Incorporación del enfoque de reducción de riesgos de desastres ante el cambio climático en áreas naturales protegidas*. En Herramienta para la Elaboración de Programas de Adaptación al Cambio Climático en Áreas Naturales Protegidas (2a edición). PNUD-CONANP. México.

* Documento elaborado con el apoyo del Programa de Apoyo a la Reducción de Riesgos de Desastres en México (PMR-PNUD).

 

1 Murti, R. y Buyck, C. (ed.). 2014. Safe Havens: Protected Areas for Disaster Risk Reduction and Climate Change Adaptation. Gland, Switzerland: IUCN. xii + 168 pp. https://www.iucn.org/sites/dev/files/2014-038.pdf

2 Estrella, M. y Saalismaa, N. 2013. Ecosystem-based Disaster Risk Reduction: An Overview. En: Renaud, F., Sudmeier-Rieux, K. y M. Estrella (eds.). The Role of Ecosystem Management in Disaster Risk Reduction. Tokio: UNU Press.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: