Ir a…

Noticias México

Información de México y el mundo

RSS Feed

17 Diciembre, 2017

Lo que se ve, no se pregunta


Pedro Jiménez Rodríguez
 

CDMX a 1 de Agosto de 2017.- Unos meses antes de morir, el filósofo de Juárez, Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel, contesto a un periodista, “lo que se ve, no se pregunta, joven”.

Así se quitó Juan Gabriel, de encima la incómoda pregunta del reportero, que le inquirió sobre sus preferencias sexuales: “Es usted gay”, le pregunto, y el divo de Juárez, dio la respuesta antes citada, terminando de tajo con el interrogatorio sobre ese tema.

Esto viene a colación, porque en el mundillo político, siguen apareciendo imputaciones contra algunos gobernantes, sobre todo del cacareado impoluto partido del Movimiento de Renovación Nacional, que comanda y gobierna a su antojo tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

Resulta que López Obrador pretende que sus detractores, tanto de la sociedad civil, como gobernantes de otros partidos, le prueben que mucha de su gente tiene nexos con el crimen organizado, como se ha dicho en los últimos días.

Es decir, el llamado Peje, quiere que le prueben públicamente que su hombre fuerte en Tláhuac, el jefe delegacional Rigoberto Salgado Vázquez, tiene mucho que ver con el cártel de Tláhuac, que comandaba Felipe de Jesús N, “El Ojos”, ultimado por fuerzas federales.

Las evidencias apuntan en el sentido de confirmar que no solo el jefe delegacional en Tláhuac, Rigoberto Salgado, esta meditdo hasta las chanclas en el lodazal, sino que hasta los jefes delegacionales de Morena en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal; Tlalpan, Claudia Sheimbaum, y Azcapotzalco, Pablo Moctezuma, forman parte o toleran al grupo que tiene controlado el tráfico de drogas y crimen organizado en la capital del país.

Claro que lo difícil va a ser probarle a Morena esta complicidad, pero como dijo Juan Gabriel, lo que se ve no se pregunta.

Ahora que también es cierto que para el gobierno de Enrique peña Nieto y los perredistas que pretende encabezar Miguel Angel Mancera, esta es la gran oportunidad de golpear en las rodillas a López Obrador, para detenerlo en lo que aprece una carrera segura hacia la Presidencia de la república.

Está claro que si no lo frenan con estas evidencias, ya sea acusando formalmente a algunos de sus allegados e incluso metiéndolos a la cárcel, más adelante no lo van a poder hacer.

Por eso creemos que Rigoberto Salgado Vázquez, va a terminar en la cárcel acusado de haberse coludido con “el Ojo” y el cártel de Tláhuac, y en una de esas hasta alguno otro jefe delegacional podría terminar con sus huesos en la cárcel.

Sí senior, sino es ahora, no será nunca.

EL PULSO.- Por cierto, también a José Luis Abarca, el ex alcalde de Iguala, y su esposa, así como el ex gobernador perredista de Guerrero, Angel Heladio Aguirre Rivero, fueron consentido de López Obrador y estaban metido en las mafias de malosos, pero ya sabemos que vale más amigos que dinero y por eso vemos que Aguirre Rivero, empadre del presidente Enrique Peña Nieto, no ha sido tocado ni con el pétalo de una denuncia*** De buena fuente se sabe que don Emilio Chuayffet Chemor, está preparándose para hacerse cargo de la secretaria de Educación Pública del estado de México, claro una vez que asuma el gobierno Alfredo del Mazo, en septiembre próximo.  Con ello se pretende demostrar que Don Emilio forma parte de la cúpula del poder.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Más historias deColumnas

A %d blogueros les gusta esto: