Exige la senadora Nancy Sánchez que Sea Shepherd responda por la muerte de un pescador 

Ciudad de México, 21 de enero de 2021.-La organización ambientalista Sea Shepherd no puede irse del país con impunidad, debe responder ante la justicia mexicana por el incidente en la Costa de Baja California, que ocasionó la muerte del pescador Mario García Toledo y lesionó de gravedad a su acompañante, Sergio Martínez Valdés.

 

Así lo advirtió la senadora Nancy Sánchez Arredondo en la sesión de la Comisión Permanente del 20 de enero. La legisladora de Morena expresó su beneplácito por el anuncio del retiro de las operaciones en México de esta Organización No Gubernamental, dedicada a labores de “vigilancia e inspección”.

 

Alguien conducía la embarcación Farley Mowat, que el 31 de diciembre embistió a pescadores del poblado de San Felipe, en el Hábitat de la Vaquita Marina. “García Toledo pudo ser o no un pescador furtivo, pero era un ser humano”, asentó Sánchez Arredondo.

 

Señaló que el retiro de Sea Shepherd contribuye, sin duda alguna, a disminuir la tensión en el área del Golfo de California, pues para la mayoría de los pescadores de San Felipe y del Golfo de Santa Clara, más que una organización ambientalista protectora de la vaquita marina y la totoaba, “la ONG se había convertido en una patrulla naval militar”.

 

Anunció que en las próximas semanas se llevará a cabo una reunión del Grupo Intergubernamental sobre la Seguridad del Golfo de California, a fin de analizar las acciones a seguir para mitigar el daño ocasionado a la economía de los pescadores legales.

 

Además, la legisladora solicitó la intervención de la Secretaría de Marina, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Fiscalía General de la República y de la Secretaría de Relaciones Exteriores para investigar los hechos y deslindar responsabilidades.

 

Nancy Sánchez Arredondo manifestó su rechazo a que embarcaciones extranjeras vigilen los mares nacionales, a que asuman funciones que le corresponden a las autoridades mexicanas.

 

La senadora afirmó ser una convencida ambientalista y defensora de las especies en peligro de extinción, pero en esta vocación -acotó- siempre se debe privilegiar la vida humana.

 

“Sea Shepherd se va de México, pero deja una estela de dolor, deja un muerto. Esta persona no fue un diputado, un senador, un legislador como para merecer un minuto de silencio. Era el pescador Mario García Toledo”.

 

Aunque no hay explicación oficial sobre el retiro de sus actividades en el Golfo de California -lo cual se conoció a través de su página de Facebook-, esto no exime a la organización de su presunta responsabilidad en la muerte del García Toledo y las heridas sufridas a su acompañante, quien se debate entre la vida y la muerte, manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: