Inauguran la exposición Francisco Toledo Fábulas de Esopo, en Morelia, Michoacán

Inauguran la exposición Francisco Toledo Fábulas de Esopo, en Morelia, Michoacán

CDMX a 11 de Agosto de 2018.- En el marco de las actividades por la celebración del décimo aniversario del Centro Cultural Clavijero de la ciudad de Morelia, Michoacán, se inauguró la exposición temporal Francisco Toledo. Fábulas de Esopo, que estará abierta al público de manera gratuita hasta el 4 de noviembre próximo.

Sandra Aguilera Anaya, directora del referido recinto, dijo que la muestra consta de una serie de 45 piezas que integran una colección de 50 grabados de los acervos del Museo Nacional de la Estampa, gracias a la generosa donación que hiciera el maestro Toledo al Instituto Nacional de Bellas Artes, en 2014, dentro del acervo del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO).

La entrega del material artístico se dio en el contexto de la muestra de una serie de estampas que se presentaron, hace unos años, en las ciudades de Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México.

La fascinación de Francisco Toledo por el libro y el texto ha permeado su quehacer artístico. El manual de zoología fantástica, de Borges, o bien la obra de Kafka, Informe para una academia, han sido obras magníficamente ilustradas o reinterpretadas por el artista oaxaqueño en años anteriores.

El hallazgo de un ejemplar de la edición Traducción de las fábulas de Esopo para el uso de los jóvenes que cursan la cátedra de latinidad en el Colegio Seminario, impresa por Ignacio Rincón en Oaxaca en 1849, dio origen, en el 2013, a un proyecto artístico y editorial impulsado por el propio Francisco Toledo y María Isabel Grañén Porrúa.

Esta iniciativa dio origen a la presente serie de grabados que el artista realizó en distintas técnicas calcográficas sobre planchas de zinc y cobre, a partir de las fábulas del autor clásico reunidas en aquella edición de 1849, hallada por el impresor Juan Pascoe, en la Ciudad de México.

La Secretaría de Cultura del Gobierno de la República y el Gobierno del Estado de Michoacán, a través de la Secretaría de Cultura y El Centro Cultural Clavijero, unieron esfuerzo para llevar a la población de la entidad la exposición que muestra el trabajo de Francisco Toledo.

Sandra Aguilera Anaya comentó que la exposición Francisco Toledo. Fábulas de Esopo se integra una serie de muestras de calidad internacional que durante el presente año se montarán en el lugar para tener presente a uno de los grandes exponentes de la plástica.

“Para nosotros —dijo— es un gran logro porque hace 10 años, para la inauguración del Centro Cultural Clavijero se contó con una exposición del maestro Toledo que después de una década regresa a Michoacán”.

En el marco de la inauguración presidida por Silvia Figueroa Zamudio, secretaria de Cultura del Estado de Michoacán, se realizan una serie de actividades académica para abundar sobre el trabajo del artista y el valor de la plástica como arte en México.

“Francisco Toledo es uno de los artistas plástico más importantes de la actualidad, no sólo como artista, sino también como un gran promotor cultural, ambientalista, luchador social y defensor del patrimonio nacional fomentando el trabajo y a los artistas de su ciudad que ha convertido en un centro dinámico para las artes.

“Por ello quisiéramos que hubiera muchos Toledos en este momento en el país. En Michaocán tenemos como ejemplo de artistas de la plástica al maestro Alfredo Zalce, figura del arte moderno o los hermanos Javier y Jorge Marín que hacen un trabajo muy interesante”.

Esta gráfica muestra su interpretación y la relación de la literatura con las artes. “Habla de los mitos, de sus recuerdos, de las leyendas que le contaba su abuelo  que tienen un bagaje cultural local y que muestran sus raíces. Además está el mundo fantástico, creativo e imaginativo que muestra en todas sus obras”.

Sandra Aguilar calificó de muy interesante el encuentro del público con el arte del maestro Toledo, porque gran parte de la gente que acude al recinto cultural es joven.

El artista plástico Francisco Benjamín López Toledo, nacido en la ciudad de Juchitán, Oaxaca, el 17 de julio de 1940,   ha trabajado durante décadas con una amplia gana de materiales como óleo, madera, barro, arena, mica, materiales reciclables y papel, entre otros elementos, y una parte importante de su obra la ha dedicado al grabado.

Las relaciones entre literatura y artes visuales son tan vastas como antiguas en la historia del arte. En múltiples sentidos, texto e imagen se entrecruzan, complementan y sirven mutuamente como referencias creativas y modelos de representación.

La gráfica y el dibujo han jugado un papel fundamental en la definición de géneros como la obra literaria ilustrada o la historieta. Antes y después de la invención de la imprenta han proliferado ediciones y libros ilustrados en los que la palabra e imagen se conjuntan en una identidad indisoluble.

Como ejemplos se encuentran Gustave Doré o Picasso, quienes desarrollaron la ilustración como una de las vetas más representativas de sus carreras artísticas y que Toledo también ha desarrollado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: