Inaugura Marko Cortés evento por el Día Internacional de la Mujer

Inaugura Marko Cortés evento por el Día Internacional de la Mujer

CDMX a 8 de Marzo de 2018.- ¡Qué honor, qué privilegio, qué oportunidad poder estar aquí recibiéndolas amigas y amigos de las diferentes partes del país que nos acompañan; amigas de Michoacán que nos visitan, un verdadero gusto!

Miren ustedes, 8 de marzo, ya se dijo: ¡No nos feliciten! Es una conmemoración para recordar hechos, por cierto, muy lamentables. Es una conmemoración para analizar la evolución en la aceptación, en el reconocimiento de los derechos igualitarios.

Y miren cómo ha venido evolucionando todo, hasta en eso, antes se felicitaba: ¡Feliz Día Internacional de la Mujer!; hoy no, hoy no es así porque no se debe felicitar algo que recuerda una enorme lucha de derechos.

Afortunadamente esa evolución se ha dado en muchos aspectos, se ha evolucionado en la Cámara de Diputados, en el Senado de la República y en la legislación. Ya existe paridad, parecía que no.

Antes era solamente una intención: que el suplente sea de otro género; hoy es paridad.

Hoy tenemos otros retos qué enfrentar, el reto de que en materia política no se ponga a la esposa o a la hija sino a la mujer que se ha esforzado, a la mujer que tiene su propia historia y su propia trayectoria.

La legislación ha venido evolucionando y en todo se ha venido avanzando de manera abismal.

Antes no había derecho a voto, hoy hay un derecho reconocido al voto.

La evolución se ha dado en casa, en mi casa, en su casa. Antes decía mi mamá: pídele permiso a tu papá; hoy les digo a mis hijos: pídele permiso a tu mamá. Ya cambió la cosa, hoy es distinto en muchas cosas, en muchos aspectos.

Y esta es la igualdad, por eso la conmemoración es al reconocimiento de que somos diferentes pero de que también somos iguales.

La conmemoración a la lucha de un tratamiento igualitario en materia laboral, la conmemoración es el hecho de saber que hay hombres exitosos y hay mujeres muy exitosas.

La conmemoración es de la evolución de que antes era correcto decir en un discurso político y “detrás de un hombre hay una gran mujer” y hoy es “al lado de una mujer hay un gran hombre” o viceversa. Esa es la evolución.

Y yo por eso las felicito y, particularmente, quiero dirigirme a quien dirige este Centro de la Mujer en la Cámara de Diputados, querida Gaby, por tu valor, por tu lucha, por tu esfuerzo, por tu entrega no sólo ahora sino de muchos años en una causa que es la causa de las mujeres, que no tiene colores, que no tiene partidos yo te felicito de corazón. Felicidades por este evento, felicidades por tu lucha, por tu esfuerzo, mi reconocimiento.

De igual manera saludo a las diputadas Angélica Reyes, gracias por estar aquí y dar esa importancia a este evento porque la tiene, pero al estar en la pluralidad y al acompañarnos todos se lo damos juntos. ¡Muchas felicidades Angélica!

De igual forma saludo a Yaret, Adriana. Yaret, muy bien tu mensaje, enhorabuena.

La lucha es permanente, ésta no se acaba, ésta es todos los días, del reconocimiento igualitario.

También saludo a mis compañeras diputadas:

Claudia, María del Rocío, querida Kathia, querida Karina. ¡Qué gusto que estén aquí en este evento!

Quiero destacar la presencia de María Lorena Ramírez.

Sí hemos visto seguramente en redes sociales su foto corriendo: atleta, de zona indígena de Chihuahua –que hoy será una de nuestras ponentes—que ha demostrado capacidad, que ha demostrado decisión, que ha demostrado convicción y que ha destacado sin importar la condición de nacimiento, sin importar la condición geográfica.

De verdad Lorena, muchas felicidades y gracias por hoy estar aquí con nosotros en este día tan importante.

Mujeres de México, Mujeres Extraordinarias. Así se ha construido el país, empujando. Se ha construido siendo conciencia y además, siendo ejecutoras.

Los debates más fuertes que yo he tenido en mi vida no han sido con políticos o compañeros de la política, han sido con mi mamá y con mi esposa. Ahí no ganas, ahí es difícil ganar un debate, pero, ¿saben qué? Son los mejores debates porque todo es buscando un bien, es legítimo y por eso la mezcla en todo es necesario, porque nos complementamos, por eso he dicho aquí:

La conmemoración es para reconocer que somos diferentes, pero que también debemos ser tratados por igual en condiciones laborales.

Debemos buscar tener las mismas oportunidades de crecimiento y debemos de tener las mismas oportunidades de preparación, pero seguiremos siendo complementarios.

Yo lo veo en mis compañeras diputadas y diputados de la fracción que me honro coordinar –y agradezco mucho querido Santiago que te hayas dado la oportunidad de estar hoy aquí, amigo presidente de la Comisión de Cultura— porque hay talento, cada una y cada uno tiene algo.

¿Y saben lo que hace fuerte a mi Grupo? No que seamos muchos –pues sólo somos el 22 por ciento del total de la Cámara—lo que hace fuerte a mi grupo es que nos unimos, es que nos complementamos, es que buscamos lo mejor de cada quien; unos son muy buenos para la matemática y otros son bastante buenos para lo social.

Esa es la complementariedad, no somos iguales. La mujer y el hombre tenemos características distintas, pero no debemos tener oportunidades distintas.

Complementados somos potentes, porque unos ven más la parte humana, la parte social; otros ven más la parte sólida, la parte legal, pero la complementariedad es la que hace fuerte una discusión, es la que puede hacer que una legislación sea no sólo legal sino sea justa.

Y eso, amigas y amigos, es la gran parte de la aportación. Yo se los digo también como coordinador de una fracción: mucho del tiempo como coordinador lo he dedicado plenamente a escuchar a cada uno y a cada una de mis integrantes del grupo –personalmente–.

Se los digo con convicción: escuchar es el secreto, pero escucharnos a todos porque a veces lo que puede ser importante para uno, no lo es para otro, pero sólo con que una de las partes ya sea importante, ya tiene que ser considerado y por eso es que debemos reconocernos como iguales de importantes todos.

Y yo hoy les puedo decir con absoluta convicción: los grandes momentos decisivos  en el país, en la democracia son impulsados por mujeres.

Yo he visto y lo digo con convicción y no en detrimento de los varones, pero hay muchísimo compromiso, hay muchísima responsabilidad, por ello es que muchos programas sociales se han venido enfocando hacia la mujer, porque  la mujer siempre piensa más en la familia, porque la mujer siempre piensa más en el cuidado de todos, porque la mujer no es tan individualista y eso ayuda mucho a la sociedad, el complemento, una vez más.

Por eso es importante  y yo reconozco a este Centro porque ha venido buscando dar conferencias, eventos en todo el país, tratando de llevar  lo mejor que hay de México para todos, de mujeres exitosas, talentosas que han superado adversidades. Yo he estado en pláticas de éstas.

No es solamente un mensaje para una mujer, es igualmente para el hombre, para todos, por ello yo me siento hoy muy honrado, muy satisfecho, muy contento de ver la evolución, cómo ha venido empujando cada vez más.

Cuál es el reto que hoy tenemos: pasar de lo legal a lo real, que lo que habla la Ley de Igualad, se traduzca en realidades, ese es ahora nuestro reto y en el cual todos debemos de comprometernos.

No solo cumplir lo que la ley nos obliga sino hacer lo que la convicción  de la aprobación  de esa ley llevó a que fuera una realidad.

Tenemos  que buscar que en la toma de decisiones  no solo por ley sean integradas damas, tenemos que buscar que las reuniones importantes de toda la naturaleza, siempre  haya la participación  equilibrada y equitativa, aún falta, se los digo por experiencia vivida  en tiempo presente.

Entonces,  amigas diputadas, directora, compañeras invitadas:

Nuestro reto es que lo que hoy dicen las leyes se conviertan en realidades que vivamos todos los días.

Yo los invito a que nos pongamos de pie para poder hacer la inauguración formal de este 2º Encuentro Cultural Mujeres de México, Mujeres Extraordinarias y, por lo tanto, siendo las 12:05  del día 8 de marzo del año 2018, damos por inaugurados estos trabajos donde el reto principal, repito, es que lo legal ahora se convierta en una realidad en beneficio de la igualdad, reconociendo nuestras diferencias.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: