Artesano de Campeche busca preservar la tradición de los sobreros jipi

Por Elizabeth Montiel

CDMX a 3 de febrero de 2020 (Maya Comunicación).- Eulogio Chi Tzel, uno de los tejedores más reconocidos del estado de Campeche por su trayectoria artesanal de 60 años, presentó el proyecto Preservación de los tradicionales sobreros de jipi, el cual fue beneficiado por el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyc) Campeche.

El objetivo del proyecto es la elaboración de sombreros de jipi de diferentes partidas para fortalecer esta tradición, al tiempo de impartir talleres a 10 mujeres para preservar estos conocimientos de generación en generación.

Este hombre se inició como artesano cuando tan solo tenía 11 años y ha recibido alrededor de 19 reconocimientos a nivel estatal y nacional, por su especialidad en la elaboración de dichos artículos, específicamente los de tres y cuatro partidas, mismos que requieren de gran destreza manual y talento artístico debido al finísimo tejido.

Gustoso de poder compartir sus conocimientos, narra que al año realiza alrededor de 48 sombreros de cuatro partidas. Por cada uno requiere al menos de un mes de elaboración debido a los diferentes procesos que necesita.

Entre los reconocimientos que ha recibido Eulogio Chi Tzel están: el Galardón del Premio Estatal de Artesanías y el Segundo Lugar en el Tercer Concurso Nacional Fibras Vegetales de México, Tejido y Torcido Artesanal.

Además fue nombrado uno de los “Tesoros Humanos Vivos de Campeche”, título que ha sido promovido con un documental, el cual pertenece a una acción de preservación, apegada a los acuerdos de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO de 2003, el Programa de Desarrollo Cultural Maya, constituido por los gobiernos de los estados de Campeche, Tabasco, Quintana Roo, Yucatán y el Gobierno de México.

Respecto a su proyecto en puerta expresa: “Mi objetivo es seguir promoviendo e impulsando lo que es la artesanía, no dejarla estancada y no ser egoísta, por eso propuse compartir mis conocimientos a las demás personas para que cuando llegue el tiempo de mi muerte mis conocimientos no se mueran conmigo”, concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: