(Maya Comunicación) La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, Wendy Briceño Zuloaga, urgió fomentar una reingeniería al andamiaje de procuración de justicia en el país, con el fin de evitar que se responsabilice a la propia mujer que ha sido víctima de algún delito, en cualquier dependencia de los tres niveles de gobierno.

Señaló que es común revictimizar a las mujeres cuando se presentan ante alguna instancia de gobierno a denunciar el abuso o violación a sus derechos, por ello propuso que en la Cámara de Diputados las legisladoras de todas las bancadas alcen la voz para promover cambios a las legislación y endurecer el castigo a quien intente suprimir las libertades o cometa violencia de género.

Durante la ceremonia inaugural de los trabajos de la Mesa Debates Parlamentarios sobre la Igualdad de Género, los Derechos Humanos de las Mujeres y la No Discriminación, que tuvo lugar en el recinto de San Lázaro, la diputada federal refirió que hay una incapacidad del sistema de seguridad pública para atender los casos de violencia contra la mujer y peor aún, ven como algo cotidiano o normal que en el acceso a la justicia haya ciudadanos de primera y de segunda categoría.

Por ello, afirmó que es menester trabajar en propuestas y ejes de acción de manera coordinada con los diversos poderes de la Unión, con todos los órdenes de gobierno, para fomentar la pacificación en México y atender el urgente problema de violencia contra las mujeres.

Refirió que su principal interés es proteger, promover, garantizar los derechos humanos de las mujeres en todo el país; “sé que cada una de las secretarias, cada una de las integrantes y que cada una de las diputadas de esta Legislatura, más allá de cualquier bancada, tienen este mismo compromiso”.

Ante diversas autoridades y representantes de organismos internacionales, sociales, de defensa de los derechos y activistas, Wendy Briceño lamentó lo sucedido en los últimos días en el municipio de Ecatepec, pero también lo que sucede diariamente en el resto del país, donde de acuerdo a datos de la propia ONU, ocurren 7 feminicidios diariamente.

Indicó que “están siendo los organismos de la sociedad civil también las agrupaciones de mujeres, las activistas, las instituciones internacionales y los mecanismos de autonomía social los que nos están indicando de qué manera matan, violentan, desdeñan y lastiman a las mujeres en México”.

También consideró urgente ampliar el artículo 22 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para resignificar los alcances de la alerta de género, dado que ésta ha sido reducida al reconocimiento de las áreas de riesgo, la instalación de grupos multidisciplinarios y la asignación de recursos para políticas públicas, que lejos de crear mecanismos que den solución a esta terrible y dolorosa problemática reflejan la ausencia de un compromiso de Estado.

“Ese compromiso se vuelve imperioso y desde lo que a nosotras toca lo vamos a impulsar cada minuto, porque para eso llegamos al Congreso. Si reducimos la violencia de género en México, reduciremos la violencia social”, destacó.

En el evento participaron las legisladoras María Elizabeth Díaz García, Beatriz Rojas Martínez, Rocío Villaraus Martínez, María Esther Alonso Morales, Martha Bécquer Gómez, María Guadalupe Almaguer Pardo; así como la responsable de la Unidad de Género de la Cámara de Diputados, Beatriz Santamaría; y representantes de la ONU Mujeres en México y del Conapred.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: